¿Has hecho una dieta tras otra y después de tanto esfuerzo vuelves a recuperar el peso perdido (y hasta más)?

¿Te has matado de hambre o te has probihido comer muchas cosas para poder perder algunos kilos con muchísimo esfuerzo?

No sufras más, hay una mejor solución…


Soy la Chica de la Dieta, y en la imagen puedes ver la evolución de mi peso desde abril hasta julio de 2010.

quemar grasas

En esos tres meses, perdí más de 4 kilos de grasa y más de 15 centímetros de medidas alrededor de mi cintura, mis caderas y mis muslos.

talla 38

Actualmente, he perdido aún más que eso, y sigo bajando de peso hasta llegar a mi nueva meta: 58 kg.

Seguramente me dirás: “Gran cosa, 4 kilos… ¡eso no es nada!”

Es cierto, eso es muy poco comparado con 15, 20, 30 kilos (o hasta más) que muchas personas deben perder para recuperar sus cuerpos sanos y delgados.

Pero hay algo importante: cuando una persona tiene muy poco sobrepeso, la grasa que queda es extremadamente difícil de perder.

Lo que quiero decir es que si alguien con un sobrepeso mucho mayor al que yo tenía hiciese lo mismo que yo hice (que lo aprendí gracias al libro “<a href=”http://c751f9naq6o8glc9w8rm8kbx96.hop.clickbank.net/?tid=”>Comer Para Perder”), con toda seguridad perdería muchos más kilos que yo.

De hecho, sólo en el primer mes podría perder un 10% de su peso o más.

Por ejemplo, una persona que pese 100 kg, perdería fácilmente 10 kg en el primer mes… ¡¡Eso es más de 2 kilos por semana!!

¿Qué fue lo que hice?

Tres simples pasos:

  • Paso 1: Dejar de perder tiempo, dinero y esfuerzo cayendo en estafas y creyendo informaciones erróneas sobre lo que es una alimentación saludable y sobre lo que realmente se necesita para perder peso.
  • Paso 2: Transformar mi alimentación introduciendo alimentos que me ayudan a quemar grasa, y eliminando los alimentos que propician el almacenamiento de grasas.
  • Paso 3: Organizar todas mis comidas en función de mis necesidades nutricionales particulares.

Gracias a esto yo logré alcanzar mi peso ideal (¡y mantenerlo!), pero antes yo me la pasaba buscando cómo rebajar. Y sí que encontraba cosas: aparatos para adelgazar, pastillas que supuestamente quitaban el hambre, merengadas que sustituían comidas, dietas especiales, cirugías…

Yo lo probé todo. T O D O.

Y justamente por eso es que estoy convencida de que puedo ayudarte, porque he vivido en carne propia el martirio y la desesperación de esforzarse enormemente para rebajar y no ver resultados.

Sin embargo, lo que te voy a contar no es apto para todo el mundo…

Esto NO se trata de pastillas mágicas, de dietas milagrosas ni de aparatos espaciales.

Si buscas la dieta del repollo o la dieta de la manzana (o cualquier otra de esas dietas extremistas y desblanceadas para rebajar cuarenta kilos en tres días), pastillas para quitar el hambre, o cosas por el estilo, entonces no creo que lo que sigue te interese.

Esta página se trata de la comida.

Si lo que quieres es aprender qué, cómo, cuánto y cuándo comer para poder acelerar tu metabolismo y adelgazar naturalmente (y entender por qué esto funciona), entonces sigue leyendo, estás en el sitio adecuado :)

 

Click para ver el Paso 1…